martes, 28 de diciembre de 2010

Un cuento para Josefa .

Josefa con su carita de inocencia picara me mira. Examinando a esta tía un poco loca y cariñosa que la lleva en sus brazos huesudos y blancos. La siento sobre su cuna, con mi voz pausa le comienzo a relatar la historia de mis nuevos mininos;

Miau miau, se escuchaba a lo lejos, miau miau. Sí eso creía escuchar. Mi curiosidad fue mayor y fui en busca del lugar de donde provenía el llamado. Porque el miau miau, ya se había convertido en miau miau Claudia, miau miau Claudia.

Ahí estaban con sus ojitos curiosos y astutos. Esperando a su rescatistas, apenas me vieron me reconocieron como ella a su Claudia miau miau. Los rescate de una muerte segura bajo las ruedas de algún automóvil. Partí con ellos a casa porque eran dos. Eran dos hermanitos gatitos de pelaje oscuro, suave y terso.

Parecían dos pelotitas de algodón pasado por carbón.

Llegaron a casa no muy bien recibidos por mis mascotas medio celosas por el cariño que estos dos miembros nuevos le podrían quitar.

Florencia, la perrita le sobresalió su ternura, Luego de un rato ya solo quería hacerlos sentir parte del hogar y un poco parte de ella con su característica personalidad posesiva.

El gato Gaspar miraba desde lejos, lo invite a acercarse. Sólo los olfateo con esa aristocracia gatuna. Les dio a entender que no estaban a su altura, tal vez más adelante.

Los gatitos estaban felices y tranquilos.

Ahora ya se sentían seguros y dejaron sus miaus Claudia para descansar y tener esos sueños que solo los cachorritos de mininos pueden tener.

Miro a Josefa y también había entrado en los sueños privilegiado de la infancia. Tal vez soñaba con los mininos miau miau.

4 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas y que la armonía, la paz y la felicidad entren en tu hogar.

un abrazo.

ClauDia dijo...

Muchas gracias. Para ti igual.

Alís dijo...

Seguro que soñaba con esos gatitos. Creo que yo también lo haré

Besitos

PD. Pillina, no decías nada de tu rincón. El otro día me asomé a tu perfil y aún no lo tenías. Por suerte, te encontré

ClauDia dijo...

Gracias por tus comentarios.
Hace poco que lo hice.
Cariños